Propositos de salud para 2017

por | Ene 6, 2017

Propositos de IMD para 2017

Con el paso de la edad nuestros cuerpos van cambiando. Tal vez los cambios más drásticos y notorios ocurren durante la pubertad, pero en los adultos también ocurren cambios constantemente y a partir de los 45 años aparecen una nueva cantidad de cambios que debes vigilar.

Nuestro propósito para este 2017 es cuidar de la salud de nuestros pacientes y de todas las personas en la ciudad de Manizales y sus alrededores. Si tu propósito es tener un 2017 muy saludable, te recomendamos estar atento a los siguientes cambios:

  • Hipertensión arterial: Es importante que controles tu presión arterial de forma frecuente. Si tienes la tendencia a que ésta sea alta, evita exagerar en el consumo de sal, alcohol, tabaco, bebidas altas en cafeína y paralelamente, trata de realizar ejercicio frecuentemente y adopta una dieta rica en fibra. En aquellos casos que no mejoran con un estilo de vida moderado, el especialista que en este caso es el cardiólogo, te recomendará algún tipo de tratamiento farmacológico y vigilancia permanente. Recuerda que la hipertensión le abre la puerta a otras enfermedades más serias como insuficiencia cardiaca o accidentes cerebrovasculares.
  • Problemas articulares y en la columna: Los problemas articulares y en la columna vertebral suelen aparecer en hombres y mujeres a partir de los 40 años. Muchos de estos problemas se deben a malos hábitos en la postura y a causas laborales. Cuando los problemas articulares incluyen dolor entre moderado a severo y alteración en la morfología articular, estamos hablando de un proceso artrítico. La mayoría de casos de artritis tienen un fuerte componente genético. Aun así, se puede prevenir el avance de esta enfermedad evitando actividades que involucren movimientos extremos y acudiendo a terapia médica. En el caso de problemas en la columna, es necesario evitar el sobrepeso y muchas veces será necesario emplear fisioterapia y aditamentos especiales como correctores de postura y collarines.
  • Osteoporosis y osteopenia: La osteoporosis y osteopenia son procesos fisiológicos típicos del envejecimiento. La osteopenia es un grado primario de pérdida ósea, que cuando evoluciona y se generaliza se convierte en una osteoporosis que ya es una pérdida franca de sustancia ósea. La osteoporosis y osteopenia son más marcadas en mujeres posmenopáusicas debido a las alteraciones hormonales típicas de esta etapa. Es necesario anotar que los hombres también sufren osteoporosis. Para controlar la osteoporosis se suelen recomendar el ejercicio frecuente, una dieta rica en vitamina D (por lo menos 1000 mg diarios), dieta rica en calcio y evitar el tabaco y la bebida. Los tratamientos médicos incluyen terapia de reemplazo hormonal (no tan recomendable) y el uso de fármacos como bifosfonatos.
  • Deterioro cognitivo:  (facultades mentales disminuidas, Alzheimer, etcétera)El deterioro cognitivo gradual también suele aparecer a partir de los 45 años. Incluye una menor velocidad para elaborar ideas y conclusiones complejas, menor velocidad de reflejos y problemas de memoria. Pero ánimo: se han hecho estudios que comprueban que quienes se mantienen ocupados realizando tareas productivas y que resulten motivadoras, pueden ralentizar e incluso anular este deterioro cognitivo. Además del deterioro normal asociado al paso de los años, está el producido por alteraciones neurológicas físicas como por ejemplo en el caso del Alzheimer, el cual suele presentarse en adultos mayores de 65 años. Se sabe que una dieta rica en aceite omega 3, vitamina E, complejo B y baja en carnes rojas y lácteos, puede ayudar a retrasar la aparición del Alzheimer. El ejercicio también es clave para prevenir la llegada prematura de esta enfermedad y cuando hablamos de ejercicio, nos referimos tanto al físico como al mental.

Solicitar una cita

Pin It on Pinterest

Share This