La escacez de radiologos a nivel mundial

por | Feb 17, 2017

La Escasez de Radiólogos a Nivel Mundial

Constantemente se habla de distintos problemas que amenazan la salud mundial, como los brotes epidémicos de enfermedades mortales o los desastres naturales que causan destrozos y hambre. Pero siguen habiendo fenómenos que causan más muertes de las que podríamos imaginar y, a pesar de ello, no les prestamos suficiente atención.

Uno de estos fenómenos es la escasez de radiólogos que existe a nivel mundial, mayormente en regiones sub-desarrolladas como África. Este es un problema del que poco se habla pero, entre profesionales de la medicina, representa uno de los retos más difíciles a vencer.

Entendiendo el Fenómeno

Un artículo recientemente publicado por The Atlantic cuenta cómo Liberia tiene dos radiólogos, mientras que Kenya tiene 200 y el Massachusetts General en Boston, un solo hospital, cuenta con 126.

Esta desproporción crea conciencia sobre la gran negligencia y retraso que efectivamente existe en regiones sub-desarrolladas del mundo que, a su vez, genera aún más problemas antes de poder encaminarse hacia el desarrollo.

Expertos aseguran que el fenómeno se compone por dos factores predominantes: la incapacidad de entrenar personal en el área de radiología y el acceso limitado a los recursos técnicos necesarios, como los propios escáneres.

El primer factor deriva de la ausencia de instituciones académicas en las zonas más pobres del mundo, lo que no permite que nuevos profesionales se formen. Las causas del segundo factor son más claras, pues los escáneres cuestan mucho dinero y los gobiernos de estos países no dedican sus escasos recursos a esta clase de inversiones.

Inclusive, aquellas instituciones médicas en países pobres que han tenido la dicha de recibir la donación de una máquina de radiografías, muchas veces no la pueden operar debido a deficiencias en el servicio eléctrico y otros problemas que derivan de la infraestructura pública.

Efectos Dramáticos

Como cualquier otra deficiencia grave de los servicios de salud, la escasez de radiólogos implica difíciles retos para países pobres que desean entrar en la carrera del desarrollo.

La población debe hacer esfuerzos sobrehumanos para poder acceder a exámenes radiográficos una vez estos son necesarios. En muchos países africanos, se han reportado casos donde pacientes tienen que viajar varios días y gastar sueldos de varios meses para poder llegar a un sitio donde hacerse una radiografía sea posible.

Cuando existe un problema así de grave, el bienestar de los ciudadanos está comprometido, dificultando la educación y el progreso colectivo.

Resolviendo el Problema

Si bien la comunidad internacional poco atiende este problema, importantes iniciativas se han tomado para mejorar la situación. Con respecto a la escasez de profesionales capacitados en las regiones más pobres del mundo, instituciones médicas de renombre en países desarrollados, como en Estados Unidos y Canadá, han creado programas de entrenamiento que invitan doctores extranjeros por tres meses para que aprendan todo lo necesario.

Otro aporte que se ha hecho es el de la telemedicina. En caso de que las instalaciones cuenten con una máquina de radiografías pero no con radiólogos capacitados, siempre pueden enviar las imágenes a equipos de voluntarios en otros países para su estudio. El problema aquí suele ser la diferencia horaria y la disponibilidad de los voluntarios para revisar las imágenes y emitir un diagnóstico.

Solicitar una cita

Pin It on Pinterest

Share This